Las principales amenazas para las abejas

( 1 5)

La vida de una abeja de la miel es bastante sencilla. La reina pone huevos y mantiene la colmena productiva. Las abejas obreras dedican sus días a recolectar recursos, hacer miel y cuidar la colmena. Mientras tanto, los zánganos viven para aparearse con otra reina y mantener la población de abejas de la miel en auge. Sin embargo, a pesar de este duro trabajo, las poblaciones de abejas de la miel se enfrentan a graves amenazas en el mundo. Es importante mantener a nuestros queridos polinizadores a salvo de estos peligros para que puedan seguir trabajando duro en el mantenimiento de sus colmenas, polinizando nuestras plantas y beneficiando al medio ambiente en general. Puedes ayudar aprendiendo más sobre las principales amenazas para las abejas y lo que puedes hacer para combatirlas.

El cambio climático

El cambio climático afecta a las estaciones, los ambientes y a todas las criaturas que viven en ellos, incluyendo las plantas con flores y sus polinizadores. Los cambios de temperatura hacen que las plantas emigren al norte hacia temperaturas más frescas. Los problemas ocurren cuando las abejas y otros polinizadores no se mueven en sincronía con ellos.

Las abejas de la miel dependen de estas plantas para el polen y el néctar, mientras que estas plantas dependen de las abejas de la miel para esparcir su polen y ayudarlas a reproducirse. Sin este equilibrio, ambas poblaciones sufren.

Pérdida y degradación del hábitat

La menor calidad del hábitat y la pérdida de los hábitats de los polinizadores son dos de las principales amenazas para las abejas melíferas. La agricultura comercial, la expansión urbana y suburbana y otros proyectos de desarrollo han llevado a la destrucción de la vida vegetal natural. Esto deja a las abejas de la miel con menos fuentes de alimento y agua, así como con menos espacios seguros para hacer sus colmenas. Afortunadamente, se puede ayudar a las abejas de la miel a hacer frente a la pérdida de hábitat y al cambio climático proporcionando recursos seguros y abundantes para sus poblaciones locales. Mantener un jardín apícola o incluso mantener sus propias abejas de la miel son grandes maneras de crear un ambiente seguro para las abejas de la miel.

El uso de pesticidas

Los plaguicidas pueden mantener eficazmente a los insectos alejados de los jardines y campos de cultivo. Desafortunadamente, esto también funciona en contra de los visitantes más beneficiosos de su jardín. Los pesticidas, especialmente los que permanecen en las plantas y en el suelo, actúan como venenos que contaminan el polen que las abejas recogen de su jardín para alimentar al resto de su colmena. Aunque esta contaminación no sea letal, puede afectar negativamente la capacidad de las abejas para buscar comida, defender su colmena y luchar contra las enfermedades. Intenta optar por herbicidas orgánicos u otras soluciones naturales para el jardín que sean seguras para tus plantas y sus polinizadores.

Todos los productos y servicios recomendados por mieldeabeja.net son seleccionados por nuestro equipo. Algunos de nuestros enlaces son de afiliados.
Descargo de responsabilidad:
La información, incluyendo pero no limitándose a textos, gráficos, imágenes y otros materiales contenidos en este sitio web son sólo para fines informativos. No pretende ser un sustituto del consejo médico profesional, el diagnóstico o el tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de atención médica calificado con cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una condición médica o tratamiento y antes de emprender un nuevo régimen de atención médica, y nunca desatienda el consejo médico profesional o se demore en buscarlo por algo que haya leído en este sitio web.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.